dissabte, 18 d’agost de 2012

Una semana en Nueva York, turismo y salud pública




Post en català














Acabo de volver de Nueva York, de una semana de turismo veraniego, durante la cual he empezado a conocer esta gran ciudad. He hecho como tanto otros turistas lo que sugieren las guías y te recomiendan los amigos (muchísimas gracias  María José, Mónica, Alberto, Núria): metro, Central Park, Broadway, MoMA, Empire State, gospel, "Avenues" arriba y abajo, "diners" y "delis" ... muchas cosas para una semana y siempre con los ojos bien abiertos!

Durante esta semana no he podido renunciar a mi condición de epidemiólogo y salubrista, y por ello más que explicar cosas sobre NewYork City (NYC) que ya están muy bien explicadas en guías y blogs, os cuento algunas cosas que me han llamado la atención desde el punto de vista de la epidemiología y la salud pública

Como no podía ser de otra manera, tengo que empezar con el tabaco (sesgo personal añadido a que NYC ha sido ciudad pionera en control de la epidemia tabáquica). Tenía ganas de ver esta trepidante ciudad que tanto ha hecho para reducir el consumo de tabaco entre sus habitantes. Según los datos del Departamento de Salud de NYC, la prevalencia en adultos ha disminuido del 22% en el año 2002 al 14% en 2010.

Mi percepción, sin embargo, ha sido que hay un montón de gente fumando por la calle. No he contado fumadores y no fumadores, no estoy tan loco, y me creo las estadísticas (!) Pero la sensación era de ver muchos fumadores. Gran contraste con las prohibiciones de fumar en parques o en las puertas de determinados edificios o negocios, que ya quisiera yo para casa.

Quiero pensar que, como fumar está prohibido en los espacios interiores, muchos fumadores lo hacen en la calle, y también que buena parte de la gente que he visto fumando tampoco eran neoyorkinesos ... He encontrado colillas y alguien fumando en lugares donde está prohibido, como los "Strawberry fields" en memoria de John Lenon ... así que las leyes en NYC, como en todas partes, no sólo se deben hacer, sino que también deben hacerse cumplir!

Al lado del mosaico "Imagine"
En los parques y playas de NYC no se puede fumar  (Central Park)


Expositores en una CVS Pharmacy
Y para acabar con el tabaco, que no lo es todo en salud pública, otra curiosidad. Los "pharmacy stores" donde se venden medicamentos con receta y OTC, y un montón de cosas más, también encontramos tabaco a unos precios que ya quisiera yo para España (un positivo de nuevo para el estado de NY!). Al ladito mismo, encontramos la farmacopea necesaria para intentar dejar de fumar. El expositor de tabaco, con gran anuncio encima, me llamó tanto o más la atención que su "contrapunto".

Otra cosa que me ha llamado la atención en NYC es la cantidad de "mensajes de salud" que se pueden recibir en la calle y en los medios de transporte, aparte de los anuncios en la TV. En el metro, por ejemplo, he podido ver tanto en inglés como en castellano recomendaciones claras y sencillas para hacer actividad física, con un sugerente "Haz de NYC tu gimnasio", o también en el metro, información sobre el riesgo de accidentes ("No te conviertas en una estadística"). U otras dos campañas en la calle: el impactante" Nadie merece morir "de la Lung Cancer Alliance y otra sobre absentismo escolar del ayuntamiento de NYC ("Sabes dónde están los tus niños? "). Además de esto, también vi carteles anunciadores de dos actos (una carrera y una concentración) de apoyo a la investigación contra el cáncer de la American Cancer Society. Y desde un punto de vista más asistencial, también me llamó la atención la publicidad (comercial, con "testimonios" de pacientes) de hospitales y clínicas en la TV o "sobre el terreno":  banderolas en las farolas alrededor de los hospitales con lemas más o menos bien encontrados que anuncian sus servicios y apertura a la comunidad.

Mensajes de salud en el metro y la calle
NYC es una gran ciudad donde las desigualdades sociales también son más que aparentes. Al moverse de un lugar a otro de la ciudad puedes contrastar en menos de 20 minutos las calles y los habitantes de Chinatown con los del Upper West Side. Y el lujo de las tiendas de la 5th Av contrasta con las personas removiendo las papeleras en busca de botellas de plástico vacías, en la misma 5th A o sobre el puente de Brooklym. Curiosamente, en términos de salubridad, en casi todo NYC los olores (cosas de agosto?) Y las bolsas de basura por las calles son una constante que llama la atención y que parecería que una ciudad como ésta debería tener mejor resuelto.

¿Abrimos también nuestros ojos a la salud pública cuando caminamos por nuestros pueblos y ciudades?

Cap comentari:

Publica un comentari