diumenge, 7 d’octubre de 2018

Y la magia volvió --reflexiones personales post Escola de Salut Pública de Menorca



Ya de regreso a la “normalidad”, y a cierta distancia de los intensos días vividos en Menorca, no me resisto a plasmar algunos pensamientos tras la XXIX edición de la Escola de Salut Pública de Menorca. No voy a enrollarme con el número de asistentes, de cursos o encuentros, ni a relatar los actos peri-Escola (mesas redondas, espectáculo cultural, etc.), sino simplemente quiero plasmar cuatro reflexiones sobre esta gran semana.

Primero, quiero volver a hacer constar lo afortunado que me sentí cuando se me propuso ser el Director Académico. Yo ya quería a la Escola, y como miembro del Consejo Académico intentaba aportar mi granito de arena. Ahora la responsabilidad es mayor, y me sigo sintiendo afortunado y feliz. Creo que nunca he estado involucrado en una actividad tan participativa, colaborativa, abierta, comprometida y divertida como la Escola. Y eso hace que “dirigir” (académicamente) sea mucho más fácil. Aquí mi agradecimiento a todos quienes hacen posible esta magia, pero sobretodo al equipo del Institut Menorquí d’Estudis.

Segundo, me maravilla la motivación de los participantes: organizadores, profesores, promotores de encuentros y asistentes. Excelente mezcla de intereses, de profesiones, de edades, de procedencias. Y excelente maridaje de actividades científicas y culturales, en un ambiente que me gusta calificar de lúdico-académico. “¿…Pero vas a trabajar a Menorca... ?” me preguntan algunos amigos y compañeros, como si “trabajar” y “Menorca” fueran un oxímoron… Pero la mayoría ya los saben: en el Lazareto y en la isla conjugamos trabajo y diversión, todo en su justa medida… aunque a veces se haga algo tarde en Es Cau y a las 9:00 empiecen las clases. 

Tercero, muchos asistentes se conocen de otras actividades, y muchos se conocen aquí e inician actividades en común. La Escola es catalizadora de actividades que van más allá de su espacio físico y temporal. Este año, por ejemplo, he podido compartir Escola con personas con las que trabajo a diario, y eso me ha hecho también muy feliz. Hemos interaccionado con compañeros que se han convertido en amigos y amigas. Y la Escola, ella, también tiene nuevos amigos y amigas que ya están haciendo planes para volver el año que viene. Los Alumni de la Escola son una realidad aún no formalizada.

Cuarto y último: una mención especial para la ilusión que campa por el Llatzaret. Sí, he percibido (y he intentado trasmitir) ilusión, mucha ilusión. Ilusión por aprender algo nuevo, por compartir lo que sabemos, por conocer mejor al otro, por entender qué sucede aquí o allí, por descubrir una cala desconocida, por ayudar al compañero. Mucha ilusión en muchas personas, con interacción más que aditiva, quizás algo mágica…

Esteve Fernández

Participantes en el curso de Implementation research
con la profesora María E. Fernández. Foto: EMSP 
Binidalí, cerca de Maó, una cala perfecta para una escapada 
tras las clases. Foto: EF

El Consejo Académico, tras su reunión durante la Escola,
ya pensando en la XXX edición de 2019. Foto: EF


Presentación del curso sobre Investigación cualitativa en salud pública,
con sus profesoras Carmen Vives y Erica Briones. Foto: EMSP


Una sesión bajo los pinos, ¿qué más se puede pedir?. Foto: EMSP





 Resumen fotográfico de la XXIX Escola de Salut Pública de Menorca en dos minutos. Fuente: EMSP. 


dimecres, 12 de setembre de 2018

Me pierdo la SEE


Tras muchos (muchos) años sin faltar a la cita de "inicio de curso" de nuestra SEE, este año me pierdo el congreso. Y me sabe muy mal. He oído decir, me gusta decir, y seguiré diciendo, que nuestra Reunión Anual es "cita obligada" de las personas que nos dedicamos a la epidemiología, en cualquiera de sus facetas o con el apellido que queramos.
Pero este año no puede ser, aunque me apetecía aún más que en ocasiones anteriores... supongo que por volver a vivir una SEE "normal", como asistente, tras la experiencia organizativa del Congreso con SESPAS y AES del año pasado. Volver a encontrar y charlar y discutir y reir y pensar y aburrirse y votar y confraternizar con colegas y amig@s en las sesiones, en las pausas, en las actividades peri- y meta-congresuales"... otras obligaciones (complicado cóctel de ICO,UB y Escola de salut) me privan de volver a disfrutar "de la SEE", ¡pero ya me desquitaré!
Aprovecho para, ya a punto de quitarme la etiqueta de "presidente saliente" que he llevado durante los dos últimos años, felicitar a Carmen por sus dos años de Presidenta y todo el trabajo realizado, y a Pere por los dos años como Presidente que tiene por delante, y que lo hará fantástico. Y agradecer también tantas horas de dedicación a las personas que han formado parte de las Juntas con las que he trabajado.
Un abrazo "bloggero" para todas las personas que este año no podré abrazar en persona en la SEE. ¡Que vaya superestupendo, os añoraré!
Esteve

PS/ ¡A ver si este post es el de la "recuperación" del blog!


dilluns, 26 de juny de 2017

Un fanal i molts núvols. Descansa en pau, Mònica.


S'acaba el curs. I avui toca revisió d'exàmens. Vinc d'una reunió i vaig pensant en moltes altres coses mentre m'instal·lo a la saleta de reunions a esperar els alumnes. Veig per la finestra un fanal, que no tenia controlat, emmarcat en els blocs de Bellvitge, i cobert de núvols blancs i grisos. Els núvols em fan tornar a pensar en la notícia que em va colpir ahir. La mort de la Mònica.

Una mort prematura, com tantes altres que voldríem prevenir. Ens quedem sense la Mònica Sanchís, companya de l’ICO, amb qui tant havíem treballat des de la Unitat de Gestió de la Recerca. Sempre disposada a ajudar, a entendre’ns, a aplanar camí en les convocatòries, les sol·licituds, les justificacions i les contractacions. Penso en ella i em sap greu, i torna a sortir la ràbia per la mort. Ràbia cíclica que portem i suportem. I prego per ella, per la seva família i amics. Penso en els companys de l'ICO i especialment les companyes de la seva Unitat. Tots i totes la trobarem a faltar.

Els núvols deixen veure ara un bocins de cel il·luminats per un sol que vol fer-se present, tímidament encara. Els alumnes no vénen i les paraules han fluït sense complicacions. Han passat uns pocs minuts des que vaig començar a escriure. El temps passa, però el record de la Mònica el portarem amb nosaltres. Descansa en pau, Mònica.



dilluns, 20 de febrer de 2017

"Hidden Figures" y el tabaco


El viernes pasado, un poco a regañadientes, me llevaron al cine a ver "Figuras ocultas", o "Hidden Figures" en su título original. Como pasa muchas veces, con la traducción se pierde la gracia del original: aquí cae la doble acepción de "figures", que no es sólo "figuras" sino "cifras" o "números". Algo muy bien encontrado, pues narra la historia de tres matemáticas afro-americanas que trabajaban en la NASA al inicio de la carrera espacial, allá por los años 60. La sinopsis y detalles cinematográficos están muy bien explicados en la wikipedia y a ella os remito.

Quería comentar una de las sensaciones con las que me quedé al salir del cine. ¡Nadie fuma en la película! ¿Nadie? Yo juraría que  nadie. Eso me llamó la atención enormemente... en esa época (1960-1965), la prevalencia de fumadores en los Estados Unidos era aproximadamente del 45% en los hombres y del 35% en las mujeres. Pero todos hemos visto imágenes reales del centro de control de las misiones espaciales, con abnegados técnicos y cientificos encorbatados y enfundados en camisas blancas... y ¡fumando ante pantallas y cuadros de control!.

Pero, en efecto, en "Hidden Figures" no hay fumadores. Intuyo que se trata de una decisión del director, del guionista o del productor, que han decidido eliminar el humo y los fumadores de la película. En Estados Unidos, y también otros países, las películas se clasifican (motion picture content rating system) según su contenido de escenas de sexo, de violencia, de uso de drogas incluyendo también escenas de consumo de tabaco. En Estados Unidos, la inclusión de imágenes de fumadores puede hacer que una película se clasifique como PG-13 (de "Parents Guidance", película que los padres deben controlar pues puede contener material inapropiado para menores de 13 años) o incluso que tenga la calificación R (de "Restricted", los menores de 17 años requieren verla acompañados de sus padres o de un tutor).

Hubiera sido bastante "natural" que la mitad de los actores fumaran, que fumaran a todas horas, ya fuera en sus casas o en las dependencias de la NASA. Todos tenemos "in mente", por ejemplo, Mad Men (vale la pena leer el artículo de Joan R. Villalbí sobre el tabaco en la serie). Pero para eludir la posible clasificación PG13 o R, que resta poder comercial a la película, el tabaco ha sido eliminado de "Hidden Figures". Y, como acabo de leer en un comentario en Quora al volver a buscar sobre el tema, no sólo le resta capacidad comercial, sino que esa clasificación restringiría su visionado en escuelas o institutos. Es innegable que esta película tiene un gran valor para explicar la lucha por los derechos civiles de los afro-americanos, y de las mujeres, en esas convulsas décadas de la historia norteamericana. Mensaje que queda intacto sin el detalle de encontrar fumadores en cualquier escena de la película.

Y, antes de terminar, vale la pena recordar que tenéis a un clic 1) la web de "Smoke Free Movies" de la UCSF, iniciativa den Stan Glatz para promover el control del tabaco en el cine, 2) el Informe de la OMS "Películas sin tabaco: de la evidencia a la acción", y 3) unos posts y cartas al director de miembros de la UCT sobre tabaco y cine.

Como habréis intuido, la peli me gustó mucho y me gusta más ahora, por lo que finalizo, evidentemente, recomendando que la veáis (por cierto, está nominada al Oscar para la Mejor Película).

PS: Y agradecimieno sentido a Mar y Pitura que se empeñaron en llevarme al cine.



Trailer oficial de "Hidden Figures"



dilluns, 30 de gener de 2017

Vuit anys de profe (titular)


Fa molts més anys que "faig de profe", però ahir va fer anys que sóc oficialment "professor titular". Crec que les meves primeres classes "particulars" les vaig fer quan estudiava 5è o 6è d'EGB... i no vaig parar amb les classes particulars ni durant el BUP, el COU o la carrera, i fins i tot sent ja becari a l'IMIM. A la universitat vaig començar tímidament però precoçment, col·laborant amb els seminaris de medicina preventiva i salut pública de 5è, a la llavors "UDIMAS" de la mà del Miquel Porta... quan jo encara era estudiant de 6è (corria el curs 1989-1990...)!. I molt poc després, ja de becari a l'IMIM, a banda de la MP&SP, vaig fer classes al màster i al doctorat de metodologia de la recerca i salut pública de la UAB, i amb en Joan R. Villalbí, al curs d'epidemiologia del Centre d'Estudis Col·legials del COMB. A tots dos, i al meu mestre de primària, en Josep Maria Campanyà, dec bona part de la meva vocació docent. Gràcies.

Fa vuit anys que vaig fer el concurs a la UB per a la plaça de professor titular d'universitat. La meva agenda m'avisa cada any d'aquest aniversari, perquè ho vaig anotar en ser una de les coses per les quals més he lluitat i de les que em sento més orgullós. Aquell concurs arribava després de molta docència de posgrau a l'Institut de Salut Pública de Catalunya (gràcies també a l'Andreu Segura), de molta docència com a professor associat primer a la UB (gràcies a en Jaume Canela, que em va acostar a la UB), després a la UPF (gran etapa de la mà del Fernando García-Benavides, gràcies!) i després, ja habilitat (tota una aventura l'habilitació a Jaen, gener de 2007), a la UB de nou. Si no em descompto, i per acabar la "cronologia docent", crec que des del 1990 no he parat de fer classes a la universitat, excepte l'any que vaig estar a Milà de postdoc (1995).

I coincideix que just la setmana passada he pogut fer un curs d'aprenentage basat en problemes (ABP), de la Fundació Dr. Antoni Esteve (i aquí el darrer agraïment per en Fèlix Bosch, que ha cregut i impulsat els seminaris sobre escriptura, l'altra meva gran passió docent). Bé pels ABPs! Si bé "res de nou", que ja ve de lluny com ens recordaven els profes. Però tot un repte si penses, com penso, que allò més important és facilitar que els alumnes aprenguin. I quantes vegades ens oblidem que aquesta és la missió de la universitat, la nostra missió com a docents! Aquest excel·lent curs m'ha fet reflexionar i repensar la docència, no només com la faig sinó també perquè la faig. I el darrer agraïment, pels alumnes, passats, presents i futurs --ja està tot dit.

Foto: Fundació Dr. Antoni Esteve (2015)