dilluns, 20 de febrer de 2017

"Hidden Figures" y el tabaco


El viernes pasado, un poco a regañadientes, me llevaron al cine a ver "Figuras ocultas", o "Hidden Figures" en su título original. Como pasa muchas veces, con la traducción se pierde la gracia del original: aquí cae la doble acepción de "figures", que no es sólo "figuras" sino "cifras" o "números". Algo muy bien encontrado, pues narra la historia de tres matemáticas afro-americanas que trabajaban en la NASA al inicio de la carrera espacial, allá por los años 60. La sinopsis y detalles cinematográficos están muy bien explicados en la wikipedia y a ella os remito.

Quería comentar una de las sensaciones con las que me quedé al salir del cine. ¡Nadie fuma en la película! ¿Nadie? Yo juraría que  nadie. Eso me llamó la atención enormemente... en esa época (1960-1965), la prevalencia de fumadores en los Estados Unidos era aproximadamente del 45% en los hombres y del 35% en las mujeres. Pero todos hemos visto imágenes reales del centro de control de las misiones espaciales, con abnegados técnicos y cientificos encorbatados y enfundados en camisas blancas... y ¡fumando ante pantallas y cuadros de control!.

Pero, en efecto, en "Hidden Figures" no hay fumadores. Intuyo que se trata de una decisión del director, del guionista o del productor, que han decidido eliminar el humo y los fumadores de la película. En Estados Unidos, y también otros países, las películas se clasifican (motion picture content rating system) según su contenido de escenas de sexo, de violencia, de uso de drogas incluyendo también escenas de consumo de tabaco. En Estados Unidos, la inclusión de imágenes de fumadores puede hacer que una película se clasifique como PG-13 (de "Parents Guidance", película que los padres deben controlar pues puede contener material inapropiado para menores de 13 años) o incluso que tenga la calificación R (de "Restricted", los menores de 17 años requieren verla acompañados de sus padres o de un tutor).

Hubiera sido bastante "natural" que la mitad de los actores fumaran, que fumaran a todas horas, ya fuera en sus casas o en las dependencias de la NASA. Todos tenemos "in mente", por ejemplo, Mad Men (vale la pena leer el artículo de Joan R. Villalbí sobre el tabaco en la serie). Pero para eludir la posible clasificación PG13 o R, que resta poder comercial a la película, el tabaco ha sido eliminado de "Hidden Figures". Y, como acabo de leer en un comentario en Quora al volver a buscar sobre el tema, no sólo le resta capacidad comercial, sino que esa clasificación restringiría su visionado en escuelas o institutos. Es innegable que esta película tiene un gran valor para explicar la lucha por los derechos civiles de los afro-americanos, y de las mujeres, en esas convulsas décadas de la historia norteamericana. Mensaje que queda intacto sin el detalle de encontrar fumadores en cualquier escena de la película.

Y, antes de terminar, vale la pena recordar que tenéis a un clic 1) la web de "Smoke Free Movies" de la UCSF, iniciativa den Stan Glatz para promover el control del tabaco en el cine, 2) el Informe de la OMS "Películas sin tabaco: de la evidencia a la acción", y 3) unos posts y cartas al director de miembros de la UCT sobre tabaco y cine.

Como habréis intuido, la peli me gustó mucho y me gusta más ahora, por lo que finalizo, evidentemente, recomendando que la veáis (por cierto, está nominada al Oscar para la Mejor Película).

PS: Y agradecimieno sentido a Mar y Pitura que se empeñaron en llevarme al cine.



Trailer oficial de "Hidden Figures"



Cap comentari:

Publica un comentari